USTED ESTA AQUi: Skip Navigation Links

CONCURSOS

HORARIO

Horario de Lun-Vie
8:00 A.M - 5:00 P.M
Sabados
8:00 A.M - 12:00 P.M

MAPA FUTURO METRO

ENCUESTA





DE INTERES




Línea 1
La primera línea, o Línea 1, La Feria – Villa Mella tiene una longitud de 14.5 km., y atraviesa la ciudad de norte a sur. En su trayectoria, sirve diversas zonas, con topografía, suelos y densidades urbanas diferentes, lo que explica sus modos de inserción en la trama urbana (elevado, soterrado y a nivel), así como la selección de distintos métodos constructivos.

El resultado, es una línea mixta, con un tramo soterrado, uno a nivel y uno elevado, con 16 estaciones. Las cinco de estas estaciones ubicadas en el extremo norte de la línea, están a nivel del viaducto del tren, es decir, son elevadas, a ellas le sigue la Estación Máximo Gómez (La Isabela) que está a nivel de la avenida con el mismo nombre, y las diez restantes son soterradas.

El alineamiento de la Línea 1 va por el corredor vial que transcurre por las Avs. Hermanas Mirabal – Máximo Gómez.

Como particularidad de esta línea 1, debemos señalar la necesidad de atravesar el Rio Isabela que separa al Distrito Nacional del Municipio Santo Domingo Norte, lo cual exigió al proyecto, la construcción de un puente metálico o “ferroducto” para uso exclusivo del tren. Este puente metálico es una gran obra de ingeniería, y sus características estéticas y funcionales le confieren una especial prestancia al proyecto en su conjunto.

Para la operación de la línea se cuenta con una flota de 19 trenes de 3 vagones cada uno y un intervalo mínimo entre trenes durante el servicio en hora punta de 180 segundos.

La velocidad comercial es de 35 KM/H, con lo cual, un usuario que se suba al tren en Villa Mella, en la Estación Mamá Tingó tardará aproximadamente 25 min. en recorrer la línea completa hasta la Estación Terminal Los Héroes, en la feria.

Las Estaciones son:

• Est. Mamá Tingó - Charles de Gaulle

• Est. Gregorio Gilbert Suero - La Paz

• Est. Gregorio Luperón - Buena Vista

• Est. José Francisco Peña Gómez - Los Guaricanos

• Est. Las Hermanas Mirabal - Mirador Norte

• Est. Máximo Gómez - La Isabela

• Est. Los Tainos - Av. Ovando

• Est. Pedro Livio Cedeño - Cementerio Nacional

• Est. Peña Batlle - Ave. Peña Batlle

• Est. Centro Olímpico Juan Pablo Duarte - Ave. Kennedy

• Est. Juan Bosh - Ave. 27 de Febrero

• Est. Casandra Damirón - Ave. Máximio Gómez

• Est. Joaquín Balaguer - Ave. Máximio Gómez

• Est. Amín Abel - UASD

• Est. Francisco Caamaño Deñó - Ave. Lincoln

• Est. La Feria - Centro de Los Heroes

 

Est. Mamá Tingó - Charles de Gaulle

Florinda Soriano Muñoz, Mamá Tingó, nació el 8 de noviembre de 1921, hija natural de Eusebia Soriano. Fue bautizada en la parroquia Espíritu Santo de esta comunidad de Villa Mella, el día 6 de diciembre de 1922. Contrajo matrimonio con un campesino llamado Felipe con el cual procreó una familia. Fue una líder campesina de nuestro país que, se destacó por defender el derecho que tiene el hombre del campo de labrar la tierra, esta lucha era por la recuperación de tierras que estaban en manos de terratenientes, políticos y militares que las habían adquirido de manera fraudulenta, adueñándose de prados y hatos que habían sido cuna y medio de trabajo y subsistencia para unas 350 familias congregadas en La Liga Agraria Cristiana.

El primero de noviembre de cada año se conmemora el aniversario de la muerte de la líder sindical campesina Florinda Soriano Muñoz (Mamá Tingó), asesinada ese día en 1974 en Gualey, Hato Viejo, Yamasá, en República Dominicana. Es un símbolo de la lucha por la tierra y un ejemplo de la mujer rural en la defensa de los derechos del campesinado en República Dominicana y toda América Latina y el Caribe.

Varios acontecimientos ocurrieron antes del asesinato de la líder sindical. Varios jóvenes fueron heridos, a la señora Altagracia Rosario le cortaron una oreja, decenas de campesinos de esa comunidad estuvieron en prisión en varias ocasiones, entre ellos su líder natural, Florinda Soriano Muñoz (Mamá Tingó), mujer de edad avanzada y analfabeta, pero con cualidades y autoridad suficiente para encabezar la lucha contra los desalojos injustificados. Después de plantear una querella contra el terrateniente Pablo Díaz, la sindicalista fue asesinada por Ernesto Díaz (Turín).

La Federación Dominicana de Ligas Agrarias Cristianas (FEDELAC), y la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC) denunciaron a nivel nacional e internacional este asesinato. Hay que destacar la labor del periodista Juan Manuel García, quien realizó varios reportajes, antes y después del asesinato, sobre la situación de los campesinos en esa comunidad; toda la prensa nacional, radio, periódicos y televisión destacaron ese asesinato.

Décimas, poemas y canciones resaltaron las virtudes de la líder sindical campesina, entre ella un merengue escrito por Yaqui Núñez del Risco e interpretado por el cantante Johnny Ventura titulado « Mamá Tingó », y la referencia de la cantante argentina Mercedes Sosa durante el espectáculo « 7 días con el Pueblo », que organizó la CGT. Pero el asesinato de Mamá Tingó no es un caso aislado en la lucha por la tierra. El 30 de junio de 1975, en Alto de Peguero, El Cuey, en El Seybo, fue asesinado Dionisio Frías (Mister Beca) también militante de las ligas agrarias cristianas.

Mamá Tingó es un ejemplo de la participación de las mujeres en el sindicalismo y en la lucha para que la tierra de los hombres y mujeres que la trabajan. Desde la muerte de Mamá Tingó, quien fuera un símbolo de la lucha y defensora de los derechos del campesino en América Latina y el Caribe, Juan Muñoz de la Cruz, su primo, recuerda cada año aquellas vivencias. (FOTO)


Est. Gregorio Gilbert Suero - La Paz

Nació en Puerto Plata, el 25 de mayo de 1898. Fueron sus padres Benjamín Gilbert de las Islas Bahamas y Narcisa Suero de nacionalidad dominicana. Desde muy joven, Gilberto fue a residir en San Pedro de Macorís, donde trabajó inicialmente como tipógrafo en una imprenta, y luego como dependiente de una pequeña tienda de provisiones. Su indignación contra las intervenciones militares de los Estados Unidos comenzó a aflorar cuando tropas de este país invadieron a Haití en 1915.

Las hazañas de un joven puertoplateño, quien con apenas 17 años de edad, con cuchillo en mano y un revólver calibre 38, y con el grito de ''Que viva la República Dominicana'' enfrentó de una manera individual y desigual el desembarco del acorazado Olimpia, comandado por el capitán H.S. Knapp, quien llegaba en 1916 con las instrucciones precisas de Woodrow Wilson de mancillar nuestra patria. Sencillamente, los dominicanos no hemos valorado en su justo valor el patriotismo exhibido por este humilde hombre de pueblo.

El compromiso debe ser, darlo a conocer, no solamente a nuestros alumnos, sino, a todo el pueblo dominicano los aportes ofrecidos a la patria por este ilustre dominicano. La Oficina para el Reordenamiento del Transporte en Honor con toda serenidad, en homenaje póstumo nombra la estación que lleva su nombre, señal para conocerle por todas las generaciones venideras. Los argumentos de los norteamericanos para justificar su expansión imperialista eran diversos. Acudieron al pretexto de que la Convención Dominico Americana de 1907 les daba las prerrogativas para invadirnos para ''cuidarnos y proteger vidas''. Con cuyos nimios argumentos violaron todos los principios de derecho público internacional, que aboga por el respeto mutuo entre las naciones.

El nombre de Gregorio Urbano Gilbert también está ligado históricamente al nombre de César Augusto Sandino, el héroe nicaragüense que enfrentó el imperialismo con bravura inigualable. Gilbert, el internacionalista, se integró a las guerrillas bajo las órdenes de Sandino y nadie ha podido negar su derroche de valor ante los norteamericanos. Dicen los historiadores, que Urbano Gilbert estaba tan consciente de lo riesgoso de su ''locura'' patriótica, que llevaba en su chaqueta al momento de disparar y darle muerte al soldado norteamericano C.H. Burton, un papel con el siguiente mensaje: "Muero, pero muero satisfecho porque es un acto de protesta contra la invasión de mi patria por fuerzas extranjeras''.

Gilbert tuvo tiempo para doctorarse en filosofía en nuestra universidad primada de América y hay quienes aseguran, que a la hora de su muerte, trabajaba humildemente en una panadería. Gilbert regresó a la Rep. Dom. Después de pasar un año en el ejército Sandinista.

En 1956 se doctoró en Filosofía en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Antes de su muerte le entregó sus memorias a la UASD.

Murió el 29 de Noviembre de 1970.(FOTO)


Est. Gregorio Luperón - Buena Vista

(Puerto Plata, 1839 - 1897) Político dominicano. Nació el 8 de septiembre en la ciudad de Puerto Plata. Su madre se llamó Nicolasa Luperón y su padre Pedro Castellanos. Su apellido original era francés, pues, Duperón, que luego se castellanizó como se conoce en la actualidad. Participó de forma determinante en el movimiento independentista de la isla y ocupó la presidencia de un gobierno provisional entre 1879 y 1880. De orígenes humildes, tuvo que trabajar desde niño para colaborar en la economía familiar. A la edad de catorce años encontró empleo a las órdenes de Pedro Eduardo Dubocq, un comerciante establecido en Puerto Plata a quien algunas fuentes biográficas atribuyen la paternidad del muchacho. Conocía bien la lengua inglesa (su madre era una inmigrante de color de las islas británicas), tenía dotes para la oratoria y en la biblioteca de su patrón pudo iniciar una sólida formación autodidacta.

Teniendo Luperón la edad de 22 años, Pedro Santana, líder de la facción de los terratenientes y hateros, quien había sido militar y primer presidente de la República, produce la llamada Anexión a España (1861-1865), con lo cual logró que la monarquía española le concediera el título Marqués de Las Carreras.

Luperón forma parte del grupo de dominicanos que se rebelan contra este hecho. Como producto de esta rebeldía, es hecho prisionero. Logra escaparse, y se va al exilio a Haití, Estados Unidos y Curazao. Al tiempo, regresa en forma clandestina por Montecristi, y toma parte en el Levantamiento de Saban.

Tras una primera derrota se retira a las montañas y desde La Vega, fomenta la rebelión, hasta que después del llamado Grito de Capotillo el 16 de agosto del 1863, alcanza la jefatura de un Cantón, y luego el rango de general. Fue un hombre de un fuerte sentido patriótico y de gran valor en el uso de las armas y las estrategias de guerra. Por estos méritos se le designa Jefe Superior de Operaciones en la Provincia de Santo Domingo, se bate de frente al ejército español, que era comandado por Pedro Santana, por entonces, Marqués de Las Carreras. Pese a ser poderoso y disciplinado, el ejército español, fue derrotado en una estrategia de guerra de guerrillas, debido esto, a la inferioridad en número y en calidad de medios por parte de los rebeldes.

Vencido el ejército español, aceptó el cargo de Vicepresidente de la Junta Gubernativa. Restaurada la República, regresó a su pueblo natal, Puerto Plata, rodeado de la admiración y del cariño del pueblo dominicano que lo aclamó y lo aclama desde entonces, como la espada más firme en defensa de sus ideales patrios.

Se opuso al regreso al poder de Buenaventura Báez, lo cual le conlleva al destierro y expulsión del país. Pocos meses después, regresa para integrar el movimiento llamado Triunvirato de 1866, que derroca a Báez y se convierte en gobierno. El Triunvirato es disuelto en 1866 a favor de una constitucionalidad, para que asuma la Presidencia de la República, el General José María Cabral.

Al ascender al poder Ulises Espaillat, Luperón es nombrado en el cargo de "Ministro de Guerra y Marina". Ante la renuncia de Espaillat, de nuevo Luperón es exilado, y espera cerca de dos años, a que sus antiguos enemigos González y Báez se alternen en el poder para un nuevo regreso al país. Tras el derrocamiento del gobierno de Cesáreo Guillermo, se establece un "gobierno provisional", el cual es presidido por Luperón, con su sede en Puerto Plata. Los catorce meses de este gobierno fueron de paz, de libertad y de progreso, produciendo unas elecciones limpias en 1880, en donde fue electo Presidente de la República el Presbítero Fer¬nando Arturo de Meriño, que también fue respaldado por Luperón. (FOTO)


Est. José Francisco Peña Gómez - Los Guaricanos

(6 de marzo de 1937 - 10 de mayo de 1998) fue un abogado y político dominicano. Líder del Partido Revolucionario Dominicano tras la renuncia de Juan Bosch en 1973. Candidato tres veces a la presidencia de la República Dominicana (1990, 1994, 1996) y ex síndico de Santo Domingo (1982-1986).

Se le considera, junto con Joaquín Balaguer y Juan Bosch, como una de las figuras más prominentes de la política dominicana del siglo XX. Peña Gómez nació el 6 de marzo de 1937 en la loma de El Flaco, Cruce de Guayacanes, sección de Mao, municipio cabecera de la provincia Valverde. Sus padres fueron los inmigrantes haitianos Vicente Oguís y María Marcelino. Peña Gómez fue adoptado cuando era un bebé por un campesino dominicano cuando sus padres se vieron obligados a huir de nuevo a Haití, debido a la masacre llevada a cabo contra los haitianos en 1937 por el dictador Rafael Leónidas Trujillo.

La familia crio y educó a Peña Gómez como su propio hijo dándole su apellido, acción que se reflejó más tarde en su interés por los pobres. Una de las ironías que marcaron su vida pública fue darse cuenta que su compañero de boleta en 1994 resultó ser nada más y nada menos que Fernando Álvarez Bogaert, hijo de la familia propietaria de la finca donde creció.

Desde 1961, Peña Gómez se convirtió en seguidor de Juan Bosch, el entonces líder del Partido Revolucionario Dominicano. Bosch ganó las elecciones presidenciales de 1962, el primer presidente democrático en 32 años, pero su gobierno fue derrocado en un golpe militar el 25 de septiembre de 1963. En 1965, Peña se rebeló y por medio de la radio donde laboraba como locutor llamó a la insurrección popular contra el golpe militar pidiendo el retorno de Bosch. El Presidente de EEUU Lyndon Johnson ordenó una invasión militar para evitar lo que temía era un posible movimiento comunista en el país. Sin embargo, Peña Gómez usó sus habilidades oratorias en oposición a esa intervención. Al final, una negociación forzada llevó a Joaquín Balaguer a la presidencia y al PRD a una larga oposición para los próximos 12 años. La represión por parte de Balaguer fue intensa durante todo ese período.

Refugiado en Francia, Peña Gómez estudió ciencias políticas y derecho constitucional y ley laboral durante dos años en la Universidad de París. En el exilio, también estuvo involucrado en los esfuerzos para obtener la condena internacional de violaciónes de los derechos humanos en la República Dominicana, y donde estableció relaciones con grupos internacionales que serían importantes para el resto de su vida.

Antes de 1973, Juan Bosch y Peña Gómez tuvieron un enfrentamiento que resultó en la ruptura de Bosch con el partido que había fundado y con la creación de uno nuevo. En noviembre, Bosch renunció para formar el Partido de la Liberación Dominicana. Bajo el liderazgo de Peña, el PRD ganó las elecciones presidenciales de 1978 con Antonio Guzmán y de 1982 con Salvador Jorge Blanco, y él mismo fue síndico de Santo Domingo desde 1982 a 1986. Esta posición automáticamente lo convirtió en un fuerte contendiente para la presidencia. Pero su partido lo hizo a un lado en 1986, con el argumento de algunos de sus líderes de que sería imposible que un hombre negro, especialmente uno de ascendencia haitiana, pueda convertirse en presidente.

Poco después de 1994 comenzaron los primeros síntomas del cáncer pancreático que aquejaba a Peña Gómez. La enfermedad cedió después de un tratamiento en los Estados Unidos. Más tarde, el cáncer reapareció, y Peña Gómez pasó la mayor parte del resto de su vida yendo y viniendo entre Santo Domingo y Nueva York, donde fue sometido a tratamiento médico. Finalmente murió de un edema pulmonar el 10 de mayo de 1998 en Cambita Garabitos, San Cristóbal, 6 días antes de las elecciones congresuales y municipales donde se postulaba como síndico de Santo Domingo. Después de su muerte el PRD logró mayoría en las elecciones de ese año. (FOTO)


Est. Las Hermanas Mirabal - Mirador Norte

También conocidas como Las Mirabal (Patria Mirabal, Minerva Mirabal y María Teresa Mirabal) fueron tres hermanas dominicanas que se opusieron fervientemente a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

La primera en nacer fue Patria Mercedes, el 27 de febrero de 1924. Bélgica Adela (Dedé) y María Argentina Minerva nacerían inmediatamente después de Patria en años consecutivos, el 1 de marzo de 1925 y el 12 de marzo de 1926 respectivamente. La cuarta, Antonia María Teresa, vino al mundo el 15 de octubre de 1935. Estudiaron como internas en el Colegio Inmaculada Concepción de La Vega, dirigido por monjas españolas de la Orden Terciarias Franciscanas de Jesús y María donde, tanto Minerva como María Teresa, se destacaron por su inteligencia e interés en el estudio.

Las Mirabal creían que Trujillo llevaría al país al caos y por ello entraron a formar parte de un grupo de oposición al régimen, conocido como la Agrupación política 14 de junio. . Dentro de este grupo eran conocidas como Las Mariposa, se les conocía así, porque ese era el nombre con que Minerva se identificaba en las relaciones políticas. El 25 de noviembre de 1960, Minerva y María Teresa, partieron de nuevo hacia Puerto Plata. Le acompañó también Patria, esposa de Pedro González, que guardaba prisión en La Victoria.

Para tal ocasión contrataron un vehículo fuerte ("Jeep"), pues la carretera elegida, la que conduce a Puerto Plata por la vía de Guazumal (Tamboril) - La Cumbre, era difícil, y además, se encontraba en mal estado. Le acompañaba, como conductor, Rufino de la Cruz. La orden de asesinar a las hermanas Mirabal ya había sido cursada, y en Puerto Plata se encontraban ya los ejecutores: Ciriaco de la Rosa, Ramón Emilio Rojas Lora, Alfonso Cruz Valerio y Emilio Estrada Malleta, todos miembros de Servicio de Inteligencia Militar. El último, de origen cubano, había prestado esos mismos servicios a la dictadura de Fulgencio Batista.

Cuando las hermanas Mirabal abandonaban a Puerto Plata rumbo a su hogar, fueron detenidas aparatosamente por un vehículo que interceptó el jeep que los conducía. Introducidas a empujones al carro de los matones, y llevadas a un lugar previamente escogido, cercano a La Cumbre, en la carretera bordeada por un precipicio, y allí fueron muertas brutalmente asesinadas a garrotazos y luego de puestos los cadáveres en el jeep, los asesinos lo precipitaron hacia el abismo, aproximadamente a las 7:30 p.m. del 25 de noviembre de 1960.

Las Mirabal están enterradas en Ojo de Agua, en las afueras de la ciudad de Salcedo, en la provincia Hermanas Mirabal en la República Dominicana. El lugar se ha convertido en un museo en su honor y está abierto al público. También hay allí una biblioteca, librería y una tienda de recuerdos.

En honor a esta valiente mujer junto a sus hermanas, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer. Nos enorgullecemos en que la Oficina para el Reordenamiento del Transporte nombre una de sus estaciones de estas mujeres con alto sentido de la patria. (FOTO)


Est. Máximo Gómez - La Isabela

(Baní, República Dominicana, 1836 - La Habana, 1905) Dirigente militar de los independentistas cubanos. Destinado a la carrera eclesiástica, cambió ésta por la de las armas al producirse la invasión de Santo Domingo por Haití en 1855. Su infancia y adolescencia las pasó en su tierra natal en República Dominicana. A los 16 años Gómez se unió al ejército dominicano en la lucha contra las invasiones haitianas de Faustine Soulouque logrando obtener el grado de alférez. Luchó con las tropas anexionistas en la Guerra de Restauración Dominicana.

En 1865 pasó a Cuba y se unió al movimiento nacionalista contra la dominación colonial española. Cuando estalló la primera guerra por la independencia cubana, la guerra de los diez años (1868-78), Gómez luchó junto a Céspedes, ascendiendo gracias a su experiencia militar hasta obtener el mando sobre las fuerzas de la provincia de Oriente. Allí implementó una eficaz táctica de guerrillas que le dio el control de la región, pero en cambio fracasó en su campaña para invadir la mitad occidental de la isla (1875).

Acuciado por disensiones internas, abandonó Cuba poco antes de firmarse la Paz de Zanjón (1878). Refugiado en Honduras -donde fue nombrado general del Ejército- apoyó un nuevo intento de insurrección en Cuba, que también fracasó (la Guerra Chiquita de 1879-80). En 1892 llegó a un acuerdo con José Martí y Antonio Maceo para organizar una nueva insurrección, de la que Gómez sería jefe militar. Muerto Martí al comienzo de la Guerra de la Independencia (1895-98), Gómez y Maceo dirigieron la ofensiva rebelde desde el este hacia el oeste de la isla (1895-96); pero fueron derrotados por la enérgica política con la que respondieron los españoles bajo el mando del general Weyler. La muerte de Maceo (1896) dejó solo a Gómez al frente del movimiento, de nuevo confinado a la lucha guerrillera en las montañas orientales. A pesar de su débil posición militar, se negó a todo compromiso con los españoles, rechazando el plan de autonomía que ofreció el gobierno Sagasta (1898).

La intervención de Estados Unidos vino a expulsar a los españoles de Cuba en 1898 por la fuerza de las armas; y la nueva República independiente tuvo en Gómez a su héroe nacional, encarnación de la lucha revolucionaria. Gómez dedicó la mayor parte de su vida a su "querida y sufrida Cuba". Su brillante estrategia militar y su estilo de mando, célebre por su severidad, le posibilitaron llevar a cabo campañas (la Invasión y posteriores campañas) sin precedentes históricos por la disparidad de sus fuerzas tanto en hombres (de 35.000 a 40.000 mambises contra más de un cuarto de millón de españoles) como en técnica militar: los mambises no contaban con artillería, salvo a finales de la guerra, cuando Calixto García asedió a la ciudad de Holguín con algunos cañones tomados al enemigo, sin contar con las dificultades enormes para hacer llegar expediciones con hombres y armas para la lucha. Por último, su conducta desinteresada de retirarse de los asuntos políticos, luego del triunfo cubano, también fue admirable en cierto modo, pues nunca pretendió protagonismo en la vida política civil de Cuba, a la que en realidad tenía derecho por sus extraordinarios méritos.

Aunque fueron muchos los grandes patriotas cubanos, cuando se cita la trilogía de hombres fundamentales de la Guerra de Independencia, Máximo Gómez está junto a José Martí y Antonio Maceo. Es por esto que la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte ha bautizado con el nombre de este histórico, patriota y célebre personaje a esta Estación. (FOTO)


Est. Los Tainos - Av. Ovando

La cultura taína como tal debemos encuadrarla entre los años 800 y 1.500 de la era cristiana. Anteriormente vivían otros grupos del mismo tronco étnico en Las Antillas, pero su máximo desarrollo social, y las muestras más significativas que nos quedan de esta cultura se dan después de la llegada del último grupo de inmigrantes provenientes de la cuenca Orinoco-Amazónica.

Los taínos salieron en canoas desde Colombia y Venezuela y una por una fueron colonizando Las Antillas Menores hasta llegar a Puerto Rico, Jamaica, Santo Domingo y Cuba. Cuando llego Cristóbal Colon, fue precisamente esta la cultura que encontró en las islas y la primera que les dio a los conquistadores la idea de lo que era el nuevo continente que descubrieron para Europa.

La recolección de algunos frutos silvestres, la pesca y la caza marginal complementaban la alimentación del pueblo taíno, empleando en tales actividades instrumentos y técnicas que, junto al uso práctico y medicinal dado a ciertas plantas, denotan su profundo conocimiento del medio ambiente natural. El taino era culto, tenía un sentido artístico exquisito y prueba de ello son las impresionantes obras fabricadas en piedra, madera, hueso y concha por sus artífices que aun conservamos. Tenemos noticia de su música y de sus delicados cantos, de su sistema de aprendizaje y de transmisión de conocimientos a base de los “areitos”, canciones en que se conservaban vivas sus tradiciones y que se transmitían de generación en generación. Sabemos de su organización política, ideal para asegurar la subsistencia de su cultura. Conocemos por los escritos de la época su generosidad y sencillez, su habilidad en la caza, la pesca y su forma de cultivar los campos. Sabían de astronomía, tenían un completo calendario y también poseían un sistema de comunicación a base de jeroglíficos del que queda constancia entre las pinturas de las cuevas. La cultura de los taínos estaba basada en mantener una perfecta armonía entre sus necesidades y el respetuoso aprovechamiento de los recursos naturales que les brindaba esta prodiga tierra.

Tenían el pelo negro, grueso y muy lacio, cortándoselo por encima de las cejas y también atrás. Los taínos siempre andaban desnudos, llevando solamente en sus brazos y piernas unas ligas o fajas de hilos de algodón, aunque algunas mujeres casadas utilizaban unas faldillas, tejidas también en algodón, denominadas naguas.

Su organización social, política y religiosa fue la más evolucionada entre los grupos indígenas de las Antillas. Su máxima unidad territorial era el "cacicazgo" que agrupaba determinadas aldeas o "yucayeques", los cuales estaban dirigidos por los "caciques", que ascendían a estas posiciones por la vía matrilineal hereditaria o la realización de un hecho extraordinario.

Los caciques eran asistidos por unos personajes de elevada jerarquía, llamados nitaínos, siendo los naborias, de menor grado social, sobre quienes recaían faenas agrícolas y otros trabajos y servicios.

El behique o médico hechicero de la tribu fue otro personaje de importancia en la sociedad taína, por tener un vasto conocimiento de la farmacopea primitiva y velar por la curación de los enfermos mediante prácticas mágico-medicinales, interviniendo, también, en la confección de los ídolos de la cohoba y otros objetos rituales.

Como muestra de agradecimiento a las herencias culturales que nos dejaron los taínos, La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte decidió nombrar esta estación Los Taínos .(FOTO)


Est. Pedro Livio Cedeño - Cementerio Nacional

Uno de los ajusticiadores del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina. Nació el 24 de mayo de 1911 en Higüey. A temprana edad se inclinó por los estudios militares, y se graduó de ciencias militares en los Estados Unidos, lo que le permitió ingresar en el Ejército Nacional y llegar al rango de capitán, además de desempeñar importantes funciones en la administración pública.

Había dado muestras de su descontento con el régimen de Trujillo, y de su simpatía por quienes se enfrentaban a él. Se le había visto junto a Huáscar Tejeda llevar comida a los presos del Movimiento 14 de Junio. El 30 de mayo de 1961 participó junto con su amigo Juan Tomás Díaz, Antonio Imbert Barreras y el teniente Amado García Guerrero en la emboscada tendida a Trujillo cuando se dirigía en automóvil a su hacienda Fundación, situada en las afueras de la ciudad de San Cristóbal. En la trama estuvieron implicados además, Salvador Estrella Sadhalá, Roberto Pastoriza Neret, Huáscar Tejeda Pimentel, Modesto Díaz, Luis Amiama Tió y otros.

Para cumplir con el plan de asesinar a Trujillo, se trasladó con Huáscar Tejeda en el segundo automóvil, el Oldsmovil negro, propiedad de Antonio de la Maza. Herido de gravedad en el estómago por un proyectil que le perforó varios órganos, Bienvenido García Vásquez y Marcelino Vélez Santana, participantes también del hecho, lo llevaron a la Clínica Internacional, donde fue atendido en primeros auxilios por el joven médico, practicante de servicio José Joaquín Puello Herrera, y más tarde fue intervenido de urgencia por el Dr. Damirón Ricart.

Fue el primero en ser capturado por el Servicio de Inteligencia militar (SIM), y torturado por Johnny Abbes en la misma clínica. Considerado la pieza más importante del proceso, desde el principio se puso especial empeño en salvarle la vida por lo que fue trasladado al hospital militar de la Base Aérea de San Isidro para otras intervenciones quirúrgicas. El 26 de junio de 1961 fue llevado a declarar a la fiscalía, ante el Procurador Fiscal del Distrito, mientras muchos de los demás participantes declararon posteriormente varias veces, ante el juez de instrucción y otras instancias. Seis meses después, el 18 de noviembre, fue asesinado junto a los demás conjurados por Ramfis, el hijo mayor del tirano, Rafael Leónidas Trujillo Martínez en la hacienda María "Nigua". Tenía 50 años de edad.

La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte, como memoria a uno de los héroes que formó parte de los valientes dominicanos que participaron en el ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo ha decidido, que esta parada que se encuentra en las cercanías del Cementerio Nacional lleve su nombre. (FOTO)


Est. Peña Batlle - Ave. Peña Batlle

Nació en Santo Domingo el 26 de febrero de 1902. Historiador, ensayista, educador y político. Hijo del abogado y terrateniente Buenaventura Peña Cifré y Juana Batlle, dama de origen Español. Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santo Domingo en 1923, institución donde dictó la cátedra de Derecho Público Internacional. Repudió con su pluma la primera intervención norteamericana al país y participó en la campaña nacionalista de 1923 para expulsar el ejército de los Estados Unidos del territorio nacional. Durante la primera década del gobierno de Rafael Leónidas Trujillo Molina rehusó trabajar con dicho régimen. Sin embargo, en 1943, con la aceptación del cargo de Secretario de Estado de Interior y Policía se convirtió en uno de los intelectuales dominicanos más fieles a la dictadura trujillista.

Además, fue Diputado por San Pedro de Macorís (1942), Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en Haití (1947), Secretario de Relaciones Exteriores (1950), Secretario de Trabajo (1950). También presidió la Cámara de Diputados, las comisiones de Fomento y de Acción Cultural, el Instituto Trujillaniano y la Junta Pro Celebración del Centenario de la República.

Fue Miembro de la Academia Dominicana de la Historia, del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid y del Instituto de Investigaciones Históricas de México. Fundó la Revista Dominicana de Derecho Internacional y colaboró con los periódicos Listín Diario, Renovación y El Caribe.

Dotado de una amplia formación humanística, sus obras se distinguen por su vigor científico. Entre sus obras más importantes están:

• Por las piedras ilustres. Santo Domingo: La Cuna de América, 1925.
• Historia de la deuda pública dominicana. Santo Domingo: La Cuna de América, 1926.
• Antecedentes históricos y sociológicos de la anexión a España, año 1929.
• El descubrimiento de América y sus vinculaciones con la política internacional de la época, 1931.
• Enriquillo o el germen de la teoría moderna del Derecho de Gentes. Ciudad Trujillo, 1937.
• Las devastaciones de 106 y 1608. Ciudad Trujillo, 1938.
• Transformaciones el pensamiento político. Santiago de los Caballeros, 1942.
• Contribución a una campaña. Ciudad Trujillo, 1942.
• El sentido de una política. Ciudad Trujillo, 1943.
• Constitución política y reformas constitucionales, 1944.
• Historia de la cuestión fronteriza domínico-haitiana, 1946.

Tras su muerte en 1954, el régimen le rindió honores, publicó sus discursos y bautizó una calle con su nombre. La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte, como una institución que tiene en la sociedad dominicana un rol protagónico en darle un servicio de calidad, que sin duda es bien valorado por nuestro pueblo busca al mismo tiempo exaltar nuestros héroes como símbolo a la dignidad de los hombres y mujeres que con un sentido de lealtad y abnegación le sirvieron a nuestra patria. Por eso hoy esta institución rinde homenaje póstumo con el nombre de una estación de la parada del Metro de Santo Domingo. (FOTO)


Est. Centro Olímpico Juan Pablo Duarte - Ave. Kennedy

nació en la ciudad de Santo Domingo el 26 de enero de 1813. Sus padres fueron el comerciante español Juan José Duarte, oriundo de Vejer de la Frontera en la provincia española de Cádiz, y Manuela Diez Jiménez, oriunda de El Seibo, hija a su vez de padre español y madre dominicana. Libertador dominicano. Juan Pablo Duarte nació en una época especialmente convulsa de la historia de la isla, ya que en esos momentos la soberanía sobre la misma cambiaba frecuentemente de manos entre España y Francia. En 1822 la isla pasó a ser completamente posesión de Haití, que logró así unificar todo el territorio.

Luego de que las tropas haitianas, dirigidas por Toussaint L'Ouverture llegaron al país en 1801, tomando posesión de la ciudad de Santo Domingo, los Duarte salieron hacia Puerto Rico. La familia regresó al país luego de terminada la guerra de la Reconquista en 1809, cuando el país volvió a ser colonia española.

Su padre trabajó tesonera y provechosamente en su negocio de efectos de marina y ferretería, único en su género en la ciudad de entonces, situado en la margen occidental del río Ozama, en la zona conocida con el nombre de La Atarazana. El 16 de julio de 1838, después de haber realizado una discreta labor de proselitismo, fundó la sociedad secreta "La Trinitaria". Para que asumiera la responsabilidad de dirigir las actividades.

Esta sociedad, que respondía a una estructura celular, tenía por lema "Dios, Patria y Libertad" y sus primeros miembros fueron Juan Pablo Duarte, Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandro Pina, Jacinto de la Concha, Félix María Ruiz, José María Serra, Benito González, Felipe Alfau y Juan Nepomuceno Ravelo. Más adelante surgió otra sociedad "La Filantrópica" destinada a realizar una importante labor de propaganda mediante la representación de piezas teatrales.

Duarte tenía antes de la independencia un definido concepto de la nación dominicana y de sus integrantes. En su proyecto de constitución dice con claridad que la bandera dominicana puede cobijar a todas las razas, no excluye ni da predominio a ninguna. Su concepción de la República era la de un patriota, republicano, anticolonialista, liberal y progresista.

Las circunstancias lo obligaron, más tarde, junto a otros compañeros a abandonar el país. Pero al ausentarse del territorio nacional sus compañeros, encabezados por Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, llevaron a cabo las gestiones finales del movimiento. Redactaron el Manifiesto del 16 de enero de 1844 en el cual quedaron plasmados los principios republicanos y liberales que Duarte predicó durante años y ratificaron, en el cuerpo de ese documento, la firme voluntad de crear un Estado soberano.

Después del 27 de febrero regresó a su patria, y se incorporó a la Junta Central Gubernativa dominada por los sectores más conservadores que no tenían fe en la viabilidad de la República. Se inició un proceso de luchas internas que culminó con la expulsión del territorio nacional de los patriotas fundadores del Estado dominicano. Ese Estado que nace a la vida pública, llevando en su seno oportunistas, conservadores y anexionistas en las más altas posiciones usurpadas a los iniciadores del movimiento separatista, que encarnaron siempre la vocación de sacrificio y el amor a la libertad de la mayoría del pueblo. Falleció en Caracas, Venezuela, el 15 de julio de 1876 a los 63 años de edad.(FOTO)

Est. Juan Bosh - Ave. 27 de Febrero

JNació en la ciudad de La Vega el 30 de junio de 1909 y murió el 1 de noviembre de 2001. Hijo de José Bosch Subirats, español de ascendencia catalana y la puertorriqueña de ascendencia española Ángela Gaviño Costales. Vivió los primeros años de su infancia en una pequeña comunidad rural llamada Río Verde, donde comenzó sus estudios de primaria; los estudios secundarios los hizo en el colegio San Sebastián de La Vega, llegando sólo hasta el tercer nivel de bachillerato. En 1924 se trasladó a Santo Domingo, donde trabajó en varias tiendas comerciales. Más tarde en 1929 viajó a España, Venezuela y algunas islas del Caribe.

Desde el exilio en Puerto Rico se unió a la lucha anti-trujillista y junto a otros exiliados fundó el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en 1939. Viajó a Cuba y en la isla desarrolló una actividad política de gran relevancia que le llevó a ocupar el cargo de secretario particular del presidente Prío Socarrás. Cuando en 1959 la revolución castrista llegó a La Habana, Bosch abandonó Cuba y se instaló en Costa Rica. Colaboró con el Partido Revolucionario Cubano y desempeñó un destacado papel en la redacción de la Constitución de aquel país promulgada en 1940.

Confirmado el asesinato del dictador Trujillo en una emboscada, Bosch regresó a su país en octubre de 1961 y dedicó sus esfuerzos a impulsar el desarrollo del Partido Revolucionario Dominicano, con el que acudió a la cita electoral de 1962 y consiguió proclamarse presidente de la República. Tomó posesión de la más alta magistratura del país el 27 de febrero de 1963 y, con el apoyo del Partido Comunista, abrazó un ambicioso programa de reformas. La Iglesia y la embajada de Estados Unidos encabezaron entonces una dura campaña de oposición a su programa que, siete meses después, provocó la caída de Bosch y la asunción del poder por parte de un triunvirato militar.

En 1966, Bosch volvió a presentarse a las elecciones presidenciales, pero cayó derrotado ante Joaquín Balaguer. Al iniciarse la década de 1970, retomó la iniciativa política con la fundación del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), formación de inspiración marxista con la que acudió a las citas electorales de 1978, en las que apenas consiguió respaldo popular, y de 1982, año en el que obtuvo seis diputados en el parlamento dominicano y el control municipal en más de veinte ayuntamientos del país. Los comicios de 1986 significaron un nuevo espaldarazo para Bosch y su partido contabilizó 16 escaños, aunque la victoria cayó nuevamente del lado de su viejo enemigo político y líder del Partido Reformista, Joaquín Balaguer.

Bosch es autor de la novela criolla La mañosa (1936), de ambientación rural, pero se destaca especialmente como autor de los relatos breves Camino real (1933), Indios (1935), Dos pesos de agua(1941), Ocho cuentos (1947), La muchacha de la Guaira (1955), Cuentos escritos en el exilio y apuntes sobre el arte de escribir cuentos (1962) y Más cuentos escritos en exilio (1966). Entre sus obras históricas y políticas destacan títulos como Trujillo: causas de una tiranía sin ejemplo (1961), Composición social dominicana (1978) y La guerra de la Restauración (1982), entre otros.

En honor a este celebre e ilustre escritor, novelista, cuentista, político, profesor y muchos otros tantos títulos muy bien merecidos, La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte, decidió nombrar la estación que se encuentra en la Ave. 27 de Febrero como estación Profesor Juan Bosch.(FOTO)


Est. Casandra Damirón - Ave. Máximio Gómez

Nació el 12 de marzo de 1919 en Barahona, República Dominicana. Hija de Alicia Santana (Malena) y Eliseo Amable Damirón Sánchez (Chichí), fue la quinta de 5 hermanos. Su padre se destacó como escritor y periodista, también tocaba guitarra clásica por vocación. Fue presidente del Ateneo de Barahona y premiado y reconocido por la parisina Societé Academique D’Histoire International en 1903, llegando a ser miembro de honor el 9 de septiembre de 1929.

Casandra Damirón fue una de las cantantes dominicanas más importantes y conocidas de su época, ya que marcó un antes y un después en su género musical. Es conocida por todos los dominicanos como "La Soberana"; en honor a ella La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte, ha designado con el nombre de este icono del arte dominicano una de sus paradas que se encuentra en las inmediaciones del Teatro Nacional.

En 1925 a la edad de seis años, Casandra demostró su vocación artística actuando en las funciones y veladas que organizaba el Teatro La Unión de Barahona. Casandra aprendió luego a tocar el piano y la guitarra. En 1930, a la edad de 11 años, visita con más frecuencia el Teatro Unión, a esa edad debuta en una velada del Centro de Cultura. También participa a esa edad en el equipo de volibol Casino del Sur. En 1933 su padre es nombrado en un cargo judicial en Santo Domingo, y todos los miembros de la familia se trasladan a residir a la calle José Reyes, frente a la iglesia Las Mercedes, en la Zona Colonial. En 1939 debuta en el prestigioso Club Antillas de Santo Domingo en presencia de distinguidas personalidades de la farándula. En los medios de comunicación sólo se hablaba de aquella joven que deslumbró al público del Club con su explosiva y elegante técnica de voz.

En 1940 Casandra visita el Club Antillas (luego Club de la Juventud), centro social en Santo Domingo contiguo al malecón, donde debutaba esa noche la orquesta "Antillas", dirigida por el pianista y compositor Luis Rivera, nativo de Montecristi, quien en esos días había llegado de Cuba. Luís Rivera, eminente compositor dominicano, se enamoró de la voz de Casandra.

El maestro Rivera ofrece una respuesta negativa, y delega el acompañamiento en el pianista, quien hace vibrar la melodía de un conocido bolero. La elegante barahonera interpreta en su estilo “Cuando Vuelvas”, de Agustín Lara. Sobre este debut, en este Club rebosado de público, Casandra expresó: “como era natural, yo que era una novata, me encontraba realmente rudamente nerviosa, pues era la primera vez que actuaba en presencia de una cantidad de personas similar”. El maestro Rivera narraba que, posteriormente en una visita que le hizo a Casandra, ésta le manifestó que el anhelo más grande de su vida era cantar en la CMQ, la planta de radio más grande de Cuba, para ese entonces. Acordaron realizar entrenamientos de aprendizaje.

Sus presentaciones, así como su labor en la emisora La Voz Dominicana, popularizaron su trabajo, no obstante fue el rol que desempeñó en La Feria de la Paz uno de sus mayores logros. Esta actividad cultural reuniría a los mejores artistas y grupos folklóricos de Europa y América en el país, más el grupo anfitrión, perteneciente República Dominicana, no había sido escogido, por lo que Casandra Damirón reunió casi de manera improvisada a los mejores bailarines de la isla para danzar la mangulina y carabinés. Debido al éxito recibido tras esta presentación, la agrupación fue nombrada por el Dictador Trujillo “Embajadores de la Cultura Dominicana”, por esta razón el grupo pudo llevo a países como Suiza, España, Francia, Estados Unidos, Argentina, entre otros su espectáculo, recibiendo excelentes críticas de la prensa extranjera.(FOTO)


Est. Joaquín Balaguer - Ave. Máximio Gómez

Nació en Villa Navarrete, Santiago, el 1ero de Septiembre de 1907 y Murió en Santo Domingo, 2002. Político conservador dominicano que fue presidente de la República Dominicana en los períodos 1960-1962, 1966-1978 y 1986-1996. Tras obtener el título de bachiller en Santiago (1924), estudió derecho en la Universidad de Santo Domingo, por la que se licenciaría en 1929. Posteriormente viajó a París para cursar estudios de doctorado en la Sorbona.

Aficionado a la política y militante anti-horacista, Balaguer participó en la conjura de Estrella Ureña y de Rafael Leónidas Trujillo contra el régimen de Horacio Vásquez en 1930. Desde entonces y hasta 1961, año de la muerte de Trujillo, ocupó cargos de importancia: subsecretario de la Presidencia (1936), embajador en varios países hispanoamericanos y en la ONU (años cuarenta), ministro de Asuntos Exteriores (1954) y de Educación (1955) y vicepresidente de la República (1957).

Cuando Rafael Leónidas Trujillo hubo de cesar a su hermano de la presidencia a causa de su impopularidad en el interior y en el exterior, cedió el poder a Balaguer (1960); estrechamente vigilado por el dictador, Balaguer trató de suavizar el régimen del que se sentía «prisionero». El posterior asesinato de Trujillo (1961) dejó a Balaguer como único poder en el país, con el difícil reto de desmantelar la dictadura.

Joaquín Balaguer concurrió a las elecciones como candidato del Partido Reformista (el PR, que había fundado en junio de 1964 en Nueva York) y derrotó en la jornada electoral del 1 de junio de 1966 a Juan Bosch, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en lo sucesivo su más enconado rival.

Tras eliminar la prohibición constitucional de un segundo mandato presidencial, Balaguer obtuvo la reelección en las elecciones de 1970 y 1974, que se desarrollaron sin verdadero juego competitivo, pero hubo de reconocer, ante las presiones de los Estados Unidos, su derrota en las presidenciales de 1978 frente a Antonio Guzmán, candidato del PRD. Tal hecho se presentó entonces como el final del pos-trujillismo y como un principio de aceptación de la alternancia en el poder y de la neutralidad del ejército en las cuestiones políticas. En las elecciones de 1982, Balaguer volvió a ser derrotado por el candidato gubernamental, Salvador Jorge Blanco.

Para 1970 tenía publicados 24 libros, 7 de los cuales son de elogio y defensa a la Era de Trujillo. Los restantes, son de versos y de ensayos históricos y literarios. En el prólogo de uno de sus libros de versos, hizo una inusual confesión de sus sentimientos. Como literato tiene una extensa producción de versos de cuestionable valor literario, ya que reflejan un estilo decimonónico con intenciones y ciertos aires modernistas poco innovadores y de aporte a la construcción del verso, así como de novelas de alto contenido político más que literario.

Sus obras y sus ensayos históricos están llenos de datos y de anécdotas pero carecen de los rigores metodológicos de la ciencia histórica, sin análisis de aspectos cruzados entre las ciencias sociales. Por ser abundantes en datos de los cuales era un gran conocedor, más que historiador, a Joaquín Balaguer debiera considerársele un gran historiógrafo.

La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte le rinde homenaje a este personaje histórico nombrando una de sus estaciones con el nombre de Dr. Joaquín Balaguer. (FOTO)


Est. Amín Abel - UASD

Nació en Santo Domingo, el 12 de octubre de 1942, de familia de ascendencia árabe, hijo de Mahoma Abel y Liliana Hasbún. Desde 1960 se integró a la lucha contra Trujillo, pero ajusticiado el tirano, Abel Hasbún se unió al Movimiento Revolucionario 14 de Junio (1J4).

En 1964 es elegido secretario general de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), la cual dirigió en tres ocasiones, incluyendo la lucha presupuestaria del medio millón para la UASD. Obtuvo su título de bachiller con honores en el Colegio Dominicano De la Salle. Fue estudiante de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la UASD, recibiendo póstumamente el título de Ingeniería Civil con altas calificaciones (Magna Cum Laude).

Se inicia en la lucha política en 1960, en la clandestinidad y participa en las movilizaciones callejeras en julio, agosto y septiembre de 1961 y en las protestas estudiantiles que se realizaron en la entonces Universidad de Santo Domingo en octubre, culminando con los acontecimientos de la calle Espaillat. Es declarado por los estudiantes como delegado estudiantil al Consejo Universitario, en las elecciones de 1962, en representación del grupo Fragua. Además, participa en las movilizaciones estudiantiles con la finalidad de expulsar a un grupo de profesores de connotadas actividades trujillistas, incluyendo al doctor Joaquín Balaguer. El día del golpe de Estado de 1963 Amín Abel fue apresado por las fuerzas represivas, pudiendo luego escapar del Palacio de la Policía Nacional. Tuvo participación activa en las actividades que realizó el Movimiento Revolucionario 14 de Junio (1J4) para la guerrilla de 1963.Fue expulsado de la UASD junto a todos los dirigentes de la (FED), ante su oposición a un examen de admisión que pretendía convertir la universidad en una institución elitista. Participó en la huelga de hambre que declarara la FED en 1964 para rechazar la expulsión. Encabezó la delegación dominicana que participó en el congreso estudiantil celebrado en Hungría en 1964. Cae preso en septiembre de ese mismo año al participar en un acto que tenía programado el 1J4 para conmemorar el primer aniversario del golpe de Estado contra Bosch. El 24 de abril, día en que estalló la Revolución de Abril, contrajo matrimonio con Mirna Santos. Abandona su luna de miel para retornar a la Capital y unirse al movimiento.

El jueves 24 de septiembre de 1970, fue asesinado por agentes del Servicio Secreto de la Policía Nacional Dominicana . Se encontraba en la casa con su esposa, Mirna Santos, que estaba embarazada, y su hijo de dos años de edad. Su cadáver fue velado en la explanada frontal de la Facultad de Ingeniería de la UASD.

Considerado como uno de los políticos marxistas de más sólida formación teórica, Amín Abel Hasbún dejó inconcluso su libro "América Latina busca su camino". Fue publicado, en el nivel de elaboración en que se encontraba, en noviembre de 1972. En ese libro, el dirigente político insistía en que "Latinoamérica y cada país en particular tiene que elaborar su propia línea política revolucionaria, aplicando creadoramente a su historia y a su realidad la verdad universal del marxismo-leninismo". Insistió en la necesidad de aprender de las experiencias internacionales; pero siempre con miras a "construir nuestro propio camino". Caracterizó la situación del movimiento revolucionario latinoamericano de su época de la siguiente manera, "Nos encontramos en el momento de la búsqueda y la investigación de nuestra realidad, aplicando a ésta la verdad universal del marxismo–leninismo".

Por el legado que dejó este intelectual y sobresaliente joven dominicano quien lucho por la democracia del pueblo dominicano, La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte en honor y memoria a sus principios ha nombrado la estación que se encuentra en la Universidad Autónoma de Santo Domingo como Estación Amin Abel Hasbún. (FOTO)


Est. Francisco Caamaño Deñó - Ave. Lincoln

Nació el 11 de Junio de 1932 en Santo Domingo, hijo del Teniente General Fausto Caamaño Medina y la Sra. Enerolisa Deño (Nonin). Francis como le llamaban sus allegados, fue desde pequeño dueño de un carácter fuerte y autoritario. Inicia su carrera militar en la Marina de Guerra, a la cual ingresa en 1949. Es transferido a la Policía Nacional en 1960 con el rango de Mayor. En 1962, es nombrado Jefe del Cuerpo contra motines (cascos blancos), por aquellos días el principal aparato represor con que contaba la Policía.

Al momento del Golpe de Estado del Gobierno del Profesor Juan Bosch, Caamaño ya había sido ascendido al rango de Teniente Coronel.

En 1964, ocupando la comandancia de Radio Patrulla se une al grupo conspirativo iniciado por el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, el cual tenía como objetivo la restauración del orden constitucional desaparecido con el derrocamiento del Gobierno del profesor Bosch, en septiembre de 1963.

En 1965, al estallar la Revolución del 24 de abril, Caamaño encabezó el movimiento inspirado en devolver al país el orden constitucional violado en 1963, primero frente a los militares golpistas y luego frente a la invasión norteamericana, convirtiéndose en el líder indiscutible de la Guerra de Abril. A raíz de estos acontecimientos el 3 de mayo de 1965, contando Caamaño con apenas 33 años de edad, el Congreso Nacional lo elige y designa Presidente Constitucional de la República, tomando posesión de la presidencia el día 4, en el parque Independencia, posición que ocupó hasta el 3 de septiembre de ese mismo año, cuando presenta su renuncia en un acto masivo en la Fortaleza Ozama, tras la firma del Acta de Reconciliación Dominicana (Acto Institucional), entre él y Héctor García Godoy.

Durante el Gobierno del Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, se emitieron 4 Gacetas Oficiales, con 62 Decretos y 14 leyes. Entre ellas la Nro. 11 que convierte la antigua fortaleza Ozama en lugar público con el nombre de Plaza de la Constitución, y la Nro. 14 que denomina, “24 de Abril” la Avenida “George Washington”, contenidas dentro de la Gaceta Oficial Nro. 4.

Francisco Caamaño Deño fue asesinado el dieciséis de febrero de 1973 después de ser capturado en Nazito, San José de Ocoa, luego del desembarco por Playa Caracoles, junto a nueve guerrilleros, el tres de febrero de 1973. Con la muerte del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó a los 41 años de edad, desapareció una de las figuras más importante de la historia dominicana del siglo XX.

En honor a sus aportes, a su se devoción y entrega por su patria, La Oficina Para el Reordenamiento del Transporte ha nombrado la estación que se encuentra en la Ave. Abraham Lincoln como estación Francisco Alberto Caamaño Deño. (FOTO)


Est. La Feria - Centro de Los Heroes

El Monumento al Centro de los Héroes, originalmente Creado como Monumento a la Paz y Confraternidad del Mundo Libre en 1955, fue la culminación de un ambicioso proyecto de renovación urbana de la Capital Dominicana en la década de los 50's desarrollada por la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961). Al caer el Dictador se cambia su nombre por el actual en honor a una expedición de cientos de jóvenes que intentó invadir la República Dominicana el 14 de Junio de 1959 para acabar con la dictadura Trujillista.

Este obra es la pieza central de un complejo arquitectónico inaugurado el 20 de Diciembre de 1955 bajo el marco de la ‘‘Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre’’ que incluye Avenidas, Edificios Públicos, Teatros y Hoteles. Esta Feria es idea de uno de sus cortesanos mas famosos Don Virgilio Alvarez Pina.

Fue diseñado por el Arquitecto Dominicano Guillermo González, graduado en la Universidad de Yale, Estados Unidos, con estudios de Post-Grado en Europa. Es considerado el Padre de la Arquitectura Dominicana.(FOTO)




SIGUENOS

Youtube FaceBook  twitter 

Twitteanos

Danos LIKE

Parte del Grupo NOBACI